Buscar

No mas insomnio con estas 3 poses de yoga!

La historia cuenta que la metodología de la Yoga Restaurativa fue introducida por B.K.S Iyengar en la época de los cincuentas a consecuencia de los padecimientos que sus estudiantes manifestaban. Con el uso de soportes, como sillas, mantas, bloques, etc., las poses de yoga o asanas fueron modificadas.

En este sentido, podemos decir que la Yoga Restaurativa toma un lugar de importancia en la lista de terapias complementarias que ayudan a mejorar la calidad de vida y el manejo de estrategias de afrontamiento para diversas patologías y dolencias de carácter físico, mental y emocional.


Yoga Restaurativa induce al cuerpo y la mente a alcanzar un completo soporte y promueve la generación de altos niveles de reposo emitidos por el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de incentivar al organismo a que ahorre y recupere energía, provocando una relajación del cuerpo y recuperando el equilibrio de estímulos externos.

Pero mas que el alivio en el cuerpo que este tipo de modalidad de yoga nos ofrece; por su naturaleza accesible y sin esfuerzo demándate, la Yoga Restaurativa induce al cuerpo y la mente a alcanzar un completo soporte y promueve la generación de altos niveles de reposo emitidos por el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de incentivar al organismo a que ahorre y recupere energía, provocando una relajación del cuerpo y recuperando el equilibrio de estímulos externos.

Como muestran los resultados del estudio clínico “Exploring the therapeutic effects of yoga and its ability to increase quality of life”, con traducción al Español: “Explorando los efectos terapéuticos del yoga y su capacidad para mejorar la calidad de vida” las prácticas de yoga mejoran la fuerza muscular y la flexibilidad corporal, promueven y mejoran la función respiratoria y cardiovascular, reducen el estrés, la ansiedad, la depresión y el dolor crónico, mejoran el bienestar general y calidad de vida y sobretodo mejoran los patrones de sueño.


Aquí te comparto 3 de mis poses favoritas de Yoga Restaurativa que puedes utilizar en noches de insomnio o sueño interrumpido.


1. Torsión de tronco con apoyo (Salamba Bharadvajasana)


· Intención: Tranquilizar la mente e invitar a la calma atreves de la respiración y permitir la reflexión interna.

· Instrucciones: Acuéstate de costado boca abajo con una almohada apoyando el costado de tu cuerpo, cabeza y cuello. Con las rodillas apiladas y las caderas niveladas, lentamente mueve el torso y el pecho en dirección a la almohada. Mantén las piernas dobladas y de costado. Recuerda que no se debe sentir ningún tipo de dolor o presión. Deja que los brazos descansen a los costados y cerca de la almohada. Toma de tres a cinco respiraciones profundas. Repita en el otro lado.




2. Postura de mariposa reclinada apoyada (Baddha Konasana)


· Intención: Alargar la parte interna de los muslos, la ingle y el pecho.

· Instrucciones: Acuéstate boca arriba con la cabeza y el cuello apoyados en una almohada. Coloca las plantas de los pies juntas y abre suavemente las piernas alejándolas del cuerpo, permitiendo que las piernas descansen sobre almohadas. Toma de tres a cinco respiraciones profundas.



3. Piernas arriba de la pared (Viparita Karani)

· Intención: Ayuda a drenar el ácido láctico y linfático de las piernas, lo que ayuda a prevenir lesiones, disminuir los síntomas de fatiga y dolor en la espalda baja y crear introspección en todo el cuerpo.

· Instrucción: Acuéstate boca arriba con la cabeza y el cuello apoyados en una almohada y en dirección a la pared (o soporte de la cama). Mueve las caderas a una posición cómoda y lo mas que puedas cerca de la pared. Levanta las piernas y déjalas reposar en la pared. Deja que tus brazos descansen a los costados. Cierra los ojos y mantén una respiración estable.




©2020 by Yoga Terapeutica & LSS